Skip to content

Los que se echaron al monte (Cicero, Isidro)

cover

 

 

“El libro ‘Los que se echaron al monte’, de Isidro Cícero, y editado por Ediciones Tantín, alcanza su undécima edición tras haber vendido más de 125.000 ejemplares. La novela es la “más exitosa” de entre los más de 700 títulos publicados por la editorial. Según ha informado la editorial cántabra en una nota de prensa, la obra está siendo “todo un éxito de ventas” por lo que se ha vuelto a poner en circulación “debido a la demanda que suscita”. Juanín y Bedoya, los últimos guerrilleros que resistieron al franquismo en los montes de Cantabria, fueron héroes populares entre el silencio de la represión. Los niños de todas las comarcas que circundan el recóndito y hermoso valle de Liébana, en Cantabria, han jugado desde hace décadas a Juanín y Bedoya. Se mofaban de los cercos que les tendían los supuestos guardias, y quedaban para el arrastre después de un pillo que te pillo en los bosques y los prados donde correteaban tiroteándose de mentira. Pero la bárbara resistencia de estos dos guerrilleros que se echaron al monte para luchar contra el franquismo –los últimos en la Península– fue de todo menos una broma. A Juan Fernández Ayala, la vida le dio cuatro cosas: un instinto casi animal para la supervivencia, su proverbial tozudez, el idealismo de los irredentos y muchos palos. En cambio, a Francisco Bedoya Gutiérrez le tocaron en gracia otros atributos: un corpachón de gigante homérico, un corazón sensible, una habilidad extrema para tallar juguetes de madera y algunos palos más que a su compañero Juanín. El destino tuvo la mala idea de unirles para echarse al monte en plena dictadura. Su vida como fugitivos fue tan grandiosa que al convertirse España en un país normal acabaron colgándose la medalla de las leyendas.”

Los que se echaron al monte – Cicero, Isidro.pdf

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *
*
*